San Google lo ha vuelto hacer, pero empecemos desde el principio.

Todo comenzó con un rediseño bastante profundo de la interfaz de su nuevo sistema operativo Android Lollipop, un rediseño amable, simpático, muy visual y aparentemente intuitivo.

Este diseño tenía marca propia y los chicos de Google lo llamaron Material Design. Lo mostraban no solo como un skin bastante efectivo, sino como una guía llena de patrones, estilos y buenas prácticas a la hora de plantear una aplicación móvil.

Liberaron el código y activaron un portal muy muy chulo para presentar dicha maravilla: https://www.google.com/design/, y poco después se extendió como la pólvora.

Todas las aplicaciones de nuestro móvil empiezan a solicitarnos su actualización. Nosotros, compasivos, validamos dicha actualización y al cabo de unos días, con cara de sospecha… nos percatamos de ciertos cambios visuales y comprobamos que todas las app empiezan a parecerse mucho gráfica y funcionalmente. Todas tienen un botoncito redondo de “más” en la parte inferior derecha,  qué raro… ¡ZAS! “Google is the best”.

Tras la primera oleada ya no hay ninguna app que se precie que no esté hecha bajo la sombra de Material Design. Y si no, fijaos en vuestro Whatsapp.

¿Esto es bueno o malo? Me pregunto cabizbajo con cara de interesante… Pues aún no lo sé. Material Design me gusta, es directo, sencillo de implementar y muy muy cómodo de usar. Prioriza sobre tareas concretas y es pura interacción y no digo que vaya un paso por delante de Apple y su iOS, pero todo el mundo sabe lo que se dice por ahí de la interfaz de  Apple Music… ejem.

El problema es que el hype con este tema es muy muy alto y se está extendiendo de forma muy muy rápida, no pudiendo asegurar que toda aplicación basada en Material Design sea buena. Pero como diseñador de páginas web que soy, lo fuerte viene a continuación: Material Design Lite.

Hay miles de comunidades que sirven como laboratorios para implementar este estilo gráfico, no solo en aplicaciones, sino en páginas web de todo tipo: Corporativas, Landing Pages, Tiendas Online (un buen ejemplo es: http://www.materialup.com/), pero hasta ahora Google no se había pronunciado… hasta ahora.

Material Design Lite es oficial y su nueva librería gráfica llama a nuestras puertas, llena de componentes, estilos, animaciones y mucho, mucho más (para los entendidos, dicha herramienta está desarrollada con Polymer, es decir, bower install y punto).

Así que a partir de ahora veremos más y más webs con este aspecto tan marcado que Google nos ha regalado (qué bonicos ellos…). Lo importante es como todo en la vida:

  1. Saber utilizarlos cuando proceda.
  2. Priorizar la usabilidad y la experiencia de usuario.
  3. No perder nuestra la identidad como marca o empresa.
  4. Evitar excesos (este consejo es muy muy importante… para todo en general).

Y hasta aquí el cuento de hoy, “pequeños”. Google ha confeccionado el anillo de poder, el anillo único, un anillo para gobernarlos a todos. Si lo encuentras y quieres utilizarlo ya sabes… con moderación. No te vayas a volver invisible del todo 😉