Usabilidad y experiencia de usuario

Comandante del submarino: ¿Niveles de oxígeno?

Cabo técnico del submarino: Correcto señor.

Comandante del submarino: ¿Presión de cabinas?

Cabo técnico del submarino: Correcto… todo correcto señor.

Comandante del submarino: Muy bien, entonces estamos listos para sumergir a esta pequeña dama de los mares… ¡Inmersión!

Cabo técnico del submarino: ¿Inmersión? No veo ese botón señor…

 

Esto es lo que llamo un: “Fatal UI ERROR”

L@s que ya habéis leído algunos de mis post, sabéis que me encantan las metáforas para explicar los temas relacionados con diseño web, usabilidad, etc. Creo que es una buena forma de explicar y hacer entender al gran público conceptos complejos que son utilizados por diseñadores y programadores en un campo muy específico del diseño web, pero que impactan de forma decisiva en el usuario, es decir en ti.

Y este post trata sobre usabilidad y experiencia de usuario, UI (User interface), UX (User experience), IXD (Interaction design) y un submarino. Son conceptos básicos a la hora de diseñar y resolver problemas de usabilidad,  estructurales y gráficos antes de que aparezcan. Estos conceptos marcan una estrategia creativa y conceptual para crear una experiencia de navegación perfecta y una experiencia de uso totalmente satisfactoria.

Imaginemos que tu web es un submarino, llamémosle Nautilus. Se trata de un submarino imponente, recién fabricado con un nuevo cuadro de mandos, el cual tus usuarios deben utilizar para lograr ciertos objetivos como: “No morir ahogados”. (¿Sencillo verdad?)

UI (user interface, interfaz de usuario)

Como buen comandante te limitas a observar a tu usuario… ¿Cómo se enfrentará a mi perfecto cuadro de mandos? Tras unos segundos de maniobra, empiezan a sonar todas las alarmas y ese piloto rojo dando vueltas sobre tu cabeza no indica nada bueno. Algo ha fallado, tu usuario literalmente “la ha liado parda” y no ha sido capaz de realizar la acción que necesitaba sobre tu cuadro de mandos. Incompetente…

Ahora eres tú el que te pones en tu papel y revisas tu obra de ingeniería… Si tampoco eres capaz de manejar tu propio panel de control es que tienes un problema de UI.

El diseño de interfaces es primordial para proporcionar las acciones precisas que tu usuario necesita en cada momento, siempre cuando las necesite y en el momento justo. Crear un cuadro de mandos demasiado complejo o que proporcione todas las acciones al mismo tiempo y en el mismo lugar puede despistar al usuario y hacerle fracasar.

Este caso lo vemos claramente en los procesos de compra de una tienda online, donde la compra en un solo paso se ha impuesto por moda o economía de recursos. Pero hay que estudiar cada caso y definir qué pasos y sobre todo cómo el usuario va interactuar para que la compra no peligre.

En resumen UI es: un buen diseño de la interfaz, distribución de botones, estructura de contenidos, usabilidad, adaptación a tablets y móviles, y mucho, mucho más, Es decir, un submarino que se maneja con dos botones.

UX (user experience, experiencia de usuario)

“Inventé el término porque pensé que el diseño de interfaces humanas y la usabilidad abarcan demasiado poco: yo quería cubrir todos los aspectos de la experiencia de las personas con un sistema, incluido el diseño industrial, gráfico, de interfaces, la interacción física y la manual”

Don Norman

Don Norman inventó este concepto para crear nuestro submarino perfecto y amplificar el concepto de un buen diseño a niveles superiores, llamando a la interacción de un usuario con nuestro producto como “experiencia”.

Este concepto tan abstracto, pero a la vez importante resume la experiencia que ha tenido el usuario antes, durante y después de haber interactuado con tu página, en este caso el cuadro de mandos de tu submarino (no perdamos la metáfora). Si tu cabo primero sigue siendo un chico feliz después de navegar con tu submarino y está deseando repetir la experiencia, quiere decir que hemos hecho un buen trabajo. Y nuestra “User Experience” pasa de notable alto. Si, por el contrario, tras abandonar la cabina de navegación vuelve a su camarote para escribir a su madre, mientras come chocolate y suelta alguna lagrimilla… olvídate de ese usuario, jamás volverá a tu portal.

¿Cómo puedes medir la usabilidad y experiencia de usuario de tu portal?

Primero revisa la interfaz gráfica (UI) y hazte preguntas como ¿Está visible lo que realmente le importa a mi público objetivo? ¿Puedo navegar cómodamente por la web? ¿Es accesible? ¿Encuentro fácilmente lo que busco? ¿Hay botones de acción claros, como por ejemplo añadir al carrito o comprar?

Después investiga un poco sobre la relación que tienen tus usuarios con tu portal, desde dónde han venido, cuántas páginas visitan, cuánto tiempo se quedan en cada página, donde suelen abandonar la navegación, en qué puntos de la web centran más su atención…Un poco de analítica web básica.

Y, por último, nunca dejes de cambiar y mejorar. Un portal web es algo vivo como tu submarino. ¿Recuerdas su nombre? Se llama Nautilus y, ahora sí, puedes decir sin problemas: ¡Inmersión!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones todavía)
Loading...