Content is King

Si estás preparando contenido para tu web y te está resultando una pesadilla redactarlo, lo primero que deberías hacer es dejar de rellenar los huecos con palabras vacías. Piensa que el contenido de tu web debe aportar y tener valor informativo. De ello dependerá en gran medida que un usuario se quede un buen rato navegando en tu web. En otras palabras: es peor un mal contenido que dejar vacía la página.

Por ello, necesitas redactar material original y con gancho, lo que además ayudará a los buscadores a impulsar tu web, obteniendo un mayor número de visitas. No sólo hará que tu web sea reconocida, sino que mejorará el ranking de tu página, lo que tendrá un impacto muy positivo en tu negocio.

Sea la razón por la que escribes, bien por negocios o para tu web personal, aquí te dejamos algunos consejos para animarte a redactar contenido de calidad:

Crea contenido original

Tus ideas deben ser originales. No te limites a copiar o a hacer puzzles o collages de aquí o de allá. Para ello, infórmate, recopila y nútrete del tema del que quieres hablar, para después escribir con tus propias palabras, y considerando siempre el público objetivo al que te quieres dirigir.

Usa titulares con fuerza

Un buen titular siempre genera curiosidad e invita a seguir leyendo. Según esto, el 80% de usuarios que visiten tu web leerán el titular pero sólo el 20% seguirá leyendo el contenido. Por eso, es muy importante que crees un titular con gancho.

Haz que tu contenido resulte práctico

Lo que esté leyendo el usuario debe dejarle la sensación de que lo puede utilizar o puede llevarlo a la práctica. A veces sólo escribiendo bien sobre un tema se pueden dejar pistas o inspirar a los lectores con ideas.

Céntrate en lo esencial

La mayoría de usuarios que navegan por internet buscan respuestas y, no sólo eso, sino que las quieren aquí y ahora. Asegúrate de resumir bien y focalizar tu atención en lo jugoso del tema. Recuerda que un post más extenso no hace que sea de calidad. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Sé constante

Actualiza tu blog o web de forma continua. No abandones. Las estadísticas nos muestran que una página web que se actualiza continuamente con buen contenido y variado tiene un mayor flujo de usuarios.

Para finalizar…

Revisa siempre tu contenido después de escribirlo y pregúntate si es lo mejor que le estás ofreciendo al lector. Y no olvides otros aspectos como el que tu web cargue rápido, que el contenido tenga algún toque de humor, cuente en algún punto una historia o ¡tenga gran variedad de temas para enganchar al usuario navegando por la web durante un buen rato! Si lo consigues, sin duda habrás conseguido el objetivo de tener un contenido de calidad.